image_print

La buena terapia ayuda a trabajar los bloqueos afectivos donde quedaron congeladas partes de nuestro potencial humano, facilitando el crecimiento y desarrollo de la persona singular que cada uno es.

El buen terapeuta tiene un amplio bagaje en el camino del Autoconocimiento y desde ahí intenta comprender y acompañar a su paciente en el descubrimiento de Sí mismo. Potencia en éste sus propios recursos para que pueda asumirse como persona única y materialice los cambios que necesita para vivir en coherencia consigo mismo. Para ello, es necesario que el paciente y el terapeuta se abran humildemente a ese espacio vacío y fértil donde nace lo genuino de la persona.

Nuestro objetivo es poder llegar a reconocernos tal cual somos, sin introyectos familiares o culturales, y si bien es un propósito que no es fácil y que lleva años de Trabajo Interior, sí es posible.

Proceso terapéutico gestalt

Desde nuestra perspectiva, la terapia o el Trabajo sobre Sí aporta hondura, ternura y belleza a la propia vida, y uno no debería acudir sólo cuando la necesidad le obliga a superar los prejuicios que tiene sobre ella.

Por todo lo dicho, creemos más en los procesos que en las intervenciones terapéuticas.

+ información